Hoy en día, son muchas las personas que valoran la posibilidad de vender productos online a través de un e-commerce. Sin embargo, el volumen de ventas en esta clase de comercios no suele ser muy grande en los primeros meses, por lo que es imprescindible reducir los gastos al máximo. ¿Se puede ahorrar el pago de autónomos?

En este artículo echaremos un vistazo a la casuística de las tiendas online y qué relación tienen con el régimen de autónomos. Igualmente, si quieres información personalizada sobre este asunto, puedes contactar con nosotros y te atenderemos sin compromiso.

Requisitos legales que debes cumplir a la hora de montar tu tienda online

La forma más rápida de ejercer una actividad empresarial con tu tienda online es darte de alta como autónomo. De esta manera, solo tendrás que pagar tu cuota mensual a la Seguridad Social y declarar el IVA trimestral y anualmente a la Agencia Tributaria.

Aunque supone un coste extra, te ahorras un posible problema y dolores de cabeza. De todas maneras, si tu e-commerce tiene éxito, rápidamente podrás compensar ese gasto con tu margen de beneficios.

¿Se puede tener una tienda online sin ser autónomo?

A pesar de lo comentado anteriormente, existe la posibilidad de vender online sin estar dado de alta en el RETA, siempre y cuando esta actividad no se desarrolle de forma habitual ni se convierta en tu fuente principal de ingresos.

Lógicamente, estos son términos un poco difusos al respecto, ya que por su propia naturaleza, las tiendas online no suelen responder al funcionamiento habitual de los comercios convencionales, de manera que es difícil prever cuál va a ser el rendimiento, especialmente en los primeros meses de actividad.

Por ello, en caso de que haya una inspección de Hacienda, quedarás un poco expuesto al criterio de una persona, aunque siempre existe la posibilidad de interponer un recurso en caso de que no estés de acuerdo. Para ello, deberás disponer de documentos acreditativos que justifiquen que no cumples los dos requisitos comentados (actividad habitual y fuente principal de ingresos).

¿Tendría que darme de alta como autónomo o como sociedad?

Como es evidente, regularizar la situación de tu tienda online es siempre la mejor opción para curarte en salud, especialmente si cuentas con la capacidad económica para hacer frente a ese gasto extra en los inicios de tu actividad. Para ello, existen dos opciones: autónomo o sociedad.

Una de las diferencias en cuanto a ser autónomo o sociedad mercantil si tienes una tienda online es el pago del recargo de equivalencia. Este régimen especial de IVA se aplica a aquellos comerciantes minoristas que venden de forma directa a sus clientes (sin transformación de los productos).

En el caso de las sociedades mercantiles, estas pueden deducirse el IVA y evitar el recargo, aunque igualmente deberás pagar el impuesto de sociedades, por lo que deberás valorar detenidamente qué es lo que te compensa más al respecto. Como decíamos al principio, si quieres información detallada sobre tu caso en concreto, contacta con nosotros y te informaremos.